“Estamos en la última fase de desarrollo y encontrando muchos defectos, así que podremos entregar el producto en breve”…

Más de una vez he oído algo así como “todo el mundo está trabajando duro, encontrando defectos a porrillo, así que podremos entregar el producto en breve”. Esto suele decirse bajo la asunción implícita de que “los encontramos tan rápido que acabaremos con la mayoría en un plis plas”.

Pues no, la práctica demuestra todo lo contrario, si estás encontrando muchos defectos es casi seguro que quedan muchos más.

Si uno pesca muchos peces, puede asumir que probablemente quedan muchos: que vayamos a acabar con ellos en breve es una asunción bastante arriesgada -a menos que tengamos información adicional que apunte a ello.

De hecho, solo si uno encuentra cada vez menos peces debe empezar a preguntarse si acaso no está pescando los últimos. Vamos, que encontrar muchos peces solo prueba que hay o había muchos, ¡no que quedan pocos!

Pues con los defectos pasa lo mismo: si uno sigue encontrando muchos defectos lo más probable es que queden muchos más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s